Subida inca

Estaba en un lugar desprovisto de la contaminación urbana. Me encontraba en las faldas de un cerro; hasta donde se podía ver, no pude percibir un sólo lugar sin color verde. Había recorrido, junto con un gurú inca, unos cuantos metros de un camino que subía enserpentado hasta la cima. Nos detuvimos en un punto y me hizo sentar al lado del camino. Pude sentir las hojas frescas abrazando mis brazos, olí la tierra húmeda y las ramas de los arbustos me provocaron comezón en la nuca, en definitiva era un lugar maravilloso.

Mi gurú comenzó a buscar en el suelo plantas que necesitaba para hacerme una iniciación. No las encontró cerca de donde yo estaba, entonces me dijo “quédate acá.” Estuve esperando mientras contemplaba, de nuevo, el verde aplastante. Me podía imaginar a este hombre inca buscando en la espesura de las plantas, algo que yo jamás podría identificar; lidiando con ramas de pequeños árboles que entorpecerían su paso; o, tal vez, evitando los lugares en los que él sabía, habría serpientes o animales con amenaza de ponzoña.

Al poco rato regresó con varias plantas y un pequeño puro, me dijo que lo fumara. Era tan pequeño que procuré tener cuidado de no quemarme con la braza. A cada sorbida podía sentir mis dedos prensando el tuvo gordo, y ver cómo su color pardo se mezclaba con el verde del paisaje.

La primera fumada me atontó, sin embargo mi conciencia no estuvo ausente. Pude apreciar el método que seguía mi acompañante para fabricar, con grandes hojas, algo que parecía un casa miniatura. Construyó el techo, y le atravesó, a manera de vigas, unas ramas aún verdes; él exhalaba adentro de la habitación un humo gris. Supe que ese procedimiento era ineludiblemente ritual. Siguió con su construcción hasta terminarla.

La preocupación del gurú por realizar el objeto y la certeza de que éste era para mí, me llenó de un sentimiento protector; entonces me entregué de lleno a acabar lo que estaba fumando. Mientras se consumía el puro, sentía que la inconsciencia estaba cerca.

Cuando casi no podía registrar algo del mundo exterior, escuché la voz del inca.

—Todo esto es para que soportes llegar a la cima.

100b46001.jpg

Anuncios
Subida inca

2 comentarios en “Subida inca

Los comentarios están cerrados.