Sucede a veces

Resulta que hoy estaba dispuesto a no escribir nada sobre cuestiones del sueño, porque no se me daba la gana; pero parece que irremediablemente tendré que hablar sobre algo que soñé en noches pasadas.

Cuando uno resuelve algún cabo suelto de su vida, necesariamente el inconsciente (maldito!) lo registra puntualmente. Resulta que yo he atado uno de esos cabos hace unos días, y como la historia es cíclica (al menos la de los Hombres), por supuesto lo resolví hasta que uno de esos cíclos insondables dio una larga, tortuosa y oscura vuelta. Estuve en un concierto de rock que tardó 3 años en repetirse casi de la misma manera, éste fue el cíclo cerrándose (¿o abriéndose?).

En el momento en que ocurría el evento rockístico, el “cabo suelto” casi mágicamente se fue atando: sólo faltó un pequeño cúmulo de palabras escritas vía internet, y voilà. Supe que se había arreglado y un bálsamo me cayó por todo el cuerpo, y corrí a cama a dormir casi como nunca.

Estaba en una explana repleta de gente. Era el crepúsculo. A lo lejos vi al “cabo suelto” merodear, de su brazo llevaba a un fulano moreno, con ojos hipócritas y altivos. Los dos se acercaron y me vieron largamente a los ojos. Hice el intento de hablarles, pero cada vez que trataba, ellos penetraban en las miríadas de gente.

Cíclicamente volvían y me miraban de nuevo. Otra vez se iban al menor intento. Así durante mucho tiempo.

Dejar de intentar nunca funcionó tan bien. Dejé de intentar, dejé que se fueran. Y desperté aliviado.

Anuncios
Sucede a veces

2 comentarios en “Sucede a veces

  1. ROJO LEON dijo:

    Hay animalidad en el alma y el cuerpo tiene momentos de espiritualidad.

    Todo circulo o ciclo cerrado deja un aire de melancolía y de alivio pero “desgraciadamente” por nuestra naturaleza también hay un gran deseo de abrir muchos más.

  2. Rojo León:

    Creo que gran parte de nuestra energía inconsciente la empleamos en lidiar con la melancolía. Considero que esto es un tanto inútil, sin embargo, como dices, es nuestra naturaleza la que ordena.
    Y no puedo dejar de decir que estoy asombrado por el nivel de razón que tus palabras tienen.

Los comentarios están cerrados.