El hoyo negro (Desprendimiento 2)

Éste es el segundo (el primero es  Desprendimiento) de una serie de cuatro sueños que ocurrieron en el año de 2005, y que por el estado de conciencia que pude alcanzar dentro de ellos, y el realismo con que los viví, decidí llamarlos desprendimientos. Ya que, según yo, mi espíritu (por llamarlo de alguna manera), salió por un momento de mi cuerpo y pude ver un mundo distinto al que vemos normalmente en la vigilia.

Este segundo sueño se desarrolla durante mi estancia de interno en un hospital rural, a un par de horas alejado de mi casa. Ahí compartía un dormitorio con un compañero, y una noche ya cansados por el día de trabajo tan estresante, decidimos dormir. Inmediatamente me quedé dormido. Desperté dentro de mi sueño con total conciencia, enseguida noté que mi visión era distinta a la normal. Tenía los ojos cerrados pero veía todo; si en algún momento intentaba abrirlos mi visión empezaba a perderse. Decidí no abrir los ojos, observaba todo en blanco y negro, y todo era borroso: como si viera a través de agua en movimiento. Otra de las cosas que percibía fue como viento soplando muy fuerte dentro de mis oídos, como cuando se saca la cabeza por la ventanilla de un auto a gran velocidad. Ya razonado esto pensé que tenía una suerte de sentido de ecolocación parecido al de los murciélagos, y que gracias al sonido que hacia el viento yo podía ver sin necesidad de abrir los ojos.

Hasta el momento todo iba muy bien y me sentía muy seguro, así que decidí despertar a mi compañero para que pudiera tener esta experiencia también. Lo volteé a ver y se encontraba plácidamente dormido en la cama que estaba a mi lado derecho. Me incorporé sentándome en la orilla del colchón. Mi amigo estaba frente a mí, traté de hablarle pero era inútil. Mi voz se perdió con el sonido del viento; esto me hizo cuestionar el porqué mis palabras se perdían si yo estaba en una habitación sin ventanas y con la puerta cerrada. Volteé instintivamente en todas direcciones, como buscando un lugar de donde pudiera venir el viento. De pronto lo encuentro. Es una mancha negra que yace justo debajo de la cama de mi compañero, es algo así como un hoyo negro. Éste sólo había provocado vientos turbulentos que me ayudaron a ver, pero en el momento en que lo vi, la situación se invirtió y empezó a succionar. Enseguida pude sentir cómo mi cuerpo era aspirado, y traté de asirme de lo que fuera, pero todo de cuanto me pude sostener, también era devorado. A cada momento me encontraba más y más cerca del hoyo negro y de mi fatídico final, pensé. Pero recordé que en un sueño pasado, en un momento de desesperación similar, cerré los ojos y me concentré hasta lograr que todo terminara; así que lo hice de nuevo y cuando “abrí los ojos” estaba de nuevo acostado en la cama, justo como en el principio. Sentí alivio, y sólo para asegurarme de que todo estaba bien, dirigí mi mirada a la parte de debajo de la cama de mi compañero, y para mi sorpresa el hoyo continuaba ahí. La sensación de ser arrastrado de nuevo empezaba a invadirme, así que volví a cerrar los ojos. Esta situación se repitió siete ocasiones en total, no es necesario decir la angustia que esto me provocaba cada vez que abría los ojos con la esperanza de que ya no estuviera el hoyo ahí; después de la séptima vez terminé por despertar en medio de las penumbras de ese cuarto.

img_0431

Anuncios
El hoyo negro (Desprendimiento 2)

4 comentarios en “El hoyo negro (Desprendimiento 2)

  1. Ki dijo:

    Estimado Electrolito.
    Agradezco profundamente hayas atendido al llamado que te hice en mi comentario anterior. Ten la seguridad de que pronto diremos “salut” en persona. Respecto a éste fragmento, me parece que los hoyos negros representan, como en sueños anteriores algunos otros “simbolos”, una serie de inconvenientes en la vida nuestra. (Recuerdo que en aquel momento Rojo León atravesaba por una etapa sumamente dificil en algunos aspectos de su vida, lo recuerdo porque afortunadamante me dió la oportunidad de participar de ella y me permitió “aligerar” su carga hasta donde pude). Volviendo a los problemas, que a mi entender representan estos mal llamados por mi “simbolos” son parte de la vida cotidiana y que como alguna vez me dijera tu Señor Padre: “Son parte de crecer”. Deberemos tomarlos como vienen y darles solución a fin de lograr sobreponernos a ellos. RESILIENCIA. Esa es la clave. Reciban un fuerte y Fraternal abrazo mis queridos AMIGOS. Y termino mi comentario de esta ocasión con una frase del Médico, Político y Periodista Francés, GEORGES CLEMENCEAU (1841-1929) (A próposito de la vida y sobreponerse a los problemas): “LA VIDA ES UN ESPECTACULO MAGNÍFICO, PERO TENEMOS MALOS ASIENTOS, Y NO ENTENDEMOS LO QUE ESTÁ PASANDO”.

  2. Zen dijo:

    Mis Queridos Amigos!

    Los felicito por este trabajo que han estado haciendo juntos, yo ya conocia estas historias, sin embargo aqui lucen mejor, insisto en que las fotografias que eligen son excelentes. Espero que continuen con la publicacion de mas sueños. Los Quiero y Admiro profundamente. Zen
    .. Son La Mejor Compañia Para Estados De Animo Peligrosos ..

  3. AMAZONA dijo:

    ES CLARA LA MANIFESTACIÒN DE TUS FRSUTRACIONES EN TU SUEÑO, TE EXORTO A QUE HAGAS UN ANALISIS DE ELLOS DESDE UN ENFOQUE PSICOANALITICO,TE RECOMIENDO LEER “INTERPRETACION DE LOS SUEÑOS” POR QUE A PESAR DE QUE TUS SUEÑOS SON MUY CLAROS NO SON MÀS QUE EL CONTENIDO MANISFIESTO.
    TE FELICITO POR EL TRABAJO QUE HACES POR RECORDAR CON EXACTITUD TUS SUEÑOS. SALUDOS
    PD. CONCUERDO CON ZEN: USTEDES SON LA MEJOR COMPAÑIA PARA ESTADOS DE ANIMO PELIGROSOS.

    ¡ARRIBA LA COMUNA!

Los comentarios están cerrados.