Torre de marfil

Mi compañero y yo habíamos rentado un sitio para vivir. Era un pequeño departamento que a primera vista parecía acogedor. Lo decoramos, impusimos reglas y empezamos a vivir. El orden no podía mejorar.

Conforme íbamos y veníamos, las escaleras para llegar a nuestro piso se deterioraban. Nunca nos explicamos si era efecto del paso acelerado del tiempo o de una ilusión propia. Los grafitis comenzaron a invadir las paredes, los barandales se ennegrecían, las escaleras anidaban basura, el edificio siempre estaba solo.

Mientras mi hogar devenía en un mugrero, un día fui a comer a una pequeña fonda; y cuando volví, subí las escaleras más sucias que había visto, las puertas de los demás apartamentos estaban derruídas. Pero al momento de llegar a mi puerta, descubrí un adorno que había hecho y colocado a la entrada. En el momento de, no sólo verlo, sino observarlo realmente, caí en cuenta de que la diferencia entre el lugar que adornaba y la limpidez del objeto era abismal. Una opresión oscura me invadió.

Entré al departamento y mi compañero se bañaba. “Hay cervezas”, me dijo. Pero no tomé ninguna. Estuve en la ventana contemplando una ciudad gris, a medio construir, sin gente. Salí a la puerta y noté que la puerta de mis vecinos de enfrente estaba abierta. Entré sin preguntar.

Había dos hombres de mi edad, uno sentado en una vieja silla en medio de un salón vacío. Por debajo de su pantalón salían unos cables azules y blancos: tenía en su boca un pequeño micrófono y algunos aparatos más que no pude reconocer. Estaba haciendo la parte de un locutor de radio.

Los cables conducían a una consola en donde estaba parada la segunda persona. Miré largamente cómo dirigían su programa. El interior de su apartamento era igual que todo el edificio: sucio, decadente.

Volví a mi estancia, y me di cuenta que nunca había visto la cara de mi compañero.

img_0441

Anuncios
Torre de marfil

6 comentarios en “Torre de marfil

  1. Ki dijo:

    Otra Excelente Pieza. Nos llevas a través de la historia. Al momento de leerla, la “trama” te invita a ir imaginando las palabras escritas. El devenir de las cosas, tu sensación de impotencia al darte cuenta de que lo pensaste seria un hogar, se vuelve un “mugrero”. Felicidades mi querido Electrolito. Sigue asi. Espero podamos intercambiar puntos de vista personalmente muy pronto. Un fuerte y Fraternal abrazo.

    Excelente Fotografia!!

    1. Buen Ki: Agradezco tus comentarios xD Son re-halagadores. Va a parecer como el club de los miedosos por acá, pero esa transformación del lugar la produjo o la produje a partir del miedo, de que precisamente eso suceda alguna vez. Supongo que esto es algo que habré de superar, y me parece que será manejable en la medida en que sienta que el control está más en mis manos que en las de otros.
      Saludos, Ki.

  2. sol dijo:

    Creo q de todos este es mi relato favorito, logre tranformar las palabras en imagenes nitidas en mi cabeza.. gracias por compartirlo.
    Esa foto es genial.

  3. sol dijo:

    Creo q de todos este es mi relato favorito, logre transformar las palabras en imagenes nitidas en mi cabeza.. gracias por compartirlo.
    Esa foto es genial.

Los comentarios están cerrados.