Francotirador

En el último piso de una torre que era mi casa, estaba mi cuarto. Tendía mi cama. Era de noche y tenía sueño. Terminé de arreglar las sábanas y apagué las luces. Sólo faltaban las cortinas que dejaban entrar mucha luz. En el momento en que las tenía en mis manos escuché el crujido de un vidrio. La espalda se me heló. Busqué de dónde venía el sonido y encontré un pequeño hueco en el cristal del ventanal: en seguida adiviné un disparo.

El segundo terminó de reventar el cristal.

Corrí a ocultarme. Una pared me protegía. Busqué en mi cuerpo rastros de sangre y encontré uno. La sangre fluía sin miramientos. Llamé gritando a mi padre, pero tardaba en llegar. La sangre continuaba con su flujo inclemente. La mirada comenzaba a vacilar. La piel palideció.

Escuché que la perilla de mi cuarto giró lentamente, y la cara de mi papá se asomó. Le expliqué la situación, que debía quedarse a resguardo, pero que necesitaba ayuda porque me desangraba. Me dijo que no había otra opción más que fuera por mí y me sacara. Entonces corrió hasta donde estaba protegido, me tomó de la mano y me obligó a pararme. Las piernas me temblaban. Corrí junto con él, pero los pies no me respondían con claridad.

A la mitad del cuarto mis piernas colapsaron y quedé de rodillas. Mi padre intentaba pararme, pero mientras eso pasaba, la blanda carne de mi espalda sintió la dureza del plomo. Uno a uno llegaron los proyectiles. Fueron más de cinco balas dentro de mi tórax.

Sentí la desesperanza que deben paladear los condenados a muerte.

img_1200

Anuncios
Francotirador

3 comentarios en “Francotirador

  1. Ki dijo:

    Excelente como casi todo lo que leemos por aqui.

    De nuevo la dualidad. El estar y no estar. Morir y vivir. Esos sentimientos encontrados no?

    Desear que tu Padre entre a la habitacón y salir con él, pero a la vez tratar de alejarlo del peligro inminente.

    Y además la impotencia.

    Saludos Electrolito

  2. sol dijo:

    electrolito: me tomo el atrevimiento de pensar q este sueño refleja tu lucha constante con esa fuerza q ha tratado de dominar tu salud desde que naciste.. le das el nombre de francotirador, no lo ves pero sabes q esta ahi, sabes q es peligroso pero no piensas permitir q te dañe, que te domine.. es decir no permites q cambie tu vida en lo mas minimo.. Muestras la resistencia y batalla que has dado y que continuaras dando.. ademas de tu lado vulnerable.. el miedo.

Los comentarios están cerrados.