La araña jaguar

Estaba en el pasillo de un departamento sin muebles. Ese corredor estaba sumergido en la oscuridad, pero al alcance de pocos pasos se llegaba a la sala, donde brillaba un incandescente. Las paredes eran de color pajizo muy tenue.

Al salir del pasillo, en la primera pared que pude ver, retozaba una araña tan grande como dos de mis manos abiertas. Era de pelambre oscura y su gran cola llamaba irremediablemente la atención y propagaba repugnancia. Un miedo negro me paralizó y ya no me pude mover. Un par de segundos después, con el rabillo del ojo, vi a mi padre salir del pasillo y dirigirse hacia el insecto. Se detuvo frente a la pared y alargó la mano con el índice extendido hasta esa panza asquerosa. En el momento en que la tocó esa parte del animal comenzó a deshacerse, como quien indaga una fruta podrida y fácilmente quita la cáscara emblandecida.

Lo más superficial de la araña, la capa oscura cubierta de vellosidad, cayó dejando ver una pulpa muy característica debajo. Tenía las manchas de la piel del jaguar y las circunferencias de color más intenso, no eran café profundo o brunas, sino rojo sangre y lo que regularmente es amarillo, en la araña era anaranjado.

El dedo índice siguió destruyendo a la arañajaguar hasta que la mató. El hechizo que me gobernaba también caducó y terminé por despertarme en medio de la madrugada.

Anuncios
La araña jaguar

2 comentarios en “La araña jaguar

  1. Vengo de tu post sobre los animales en los sueños (muy bueno). En este me atrevo a opinar que el Padre te salvó del insecto (bueno, eso es lo más obvio), pero teniendo en cuenta su simbolismo, ¿pudiera ser que el Padre también previno al soñador de alguna transformación inminente? Interesting 🙂

    Saludos! Es un placer llegar acá,

    G.

    1. Claro, claro! En un post anterior ya coqueteaba con la idea de que cada elemento que aparece en un sueño está intimamente ligado al sujeto. Cualquier objeto, persona o situación (y la manera en que éstos aparecen) revela algo de la psique del ensoñador.
      Te confieso que me es un poco complicado discernir lo que es la arañajaguar: si una amenaza, una transformación o la presencia de la muerte y/o la putrefacción.
      Sería muy buena idea quizá que me hablaras de qué es lo que te llevó a pensar en “transformación” y no en otra cosa.
      Saludos, G.

Los comentarios están cerrados.