Sobre algunos animales recurrentes en el material onírico

El género de la fauna dentro del material onírico es interesante ya que, simbólicamente, representa un estado fijo del ser. Los animales sugieren ideas inmutables, por ejemplo hay que recordar a las distintas casas zodiacales y sus bien conocidas características; la mayor parte de los signos del zodiaco son animales. Así pues algunos otros animales poseen sus significados propios.

La sabiduría popular y el conocimiento de élite tienen alguna opinión sobre el sentido y significado de los símbolos en los sueños. Desde la atalaya elitista de un gran Diccionario de símbolos de Juan Eduardo Cirlot me gustaría referir dos acepciones que se encuentran en esas páginas y que me interesan a propósito de algunos sueños aquí relatados: la araña y el cocodrilo. Los relatos son: La araña jaguar, La arañagrillo y Luz, Pescador barbudo. Cito las acepciones de Juan Eduardo para que se lean junto con los sueños, siempre y cuando al lector le apetezca. Con la simple lectura del significado de estos dos animales bastaría para satisfacer alguna curiosidad.

Araña: En la araña coinciden tres sentidos simbólicos distintos, que se superponen, confunden o disciernen según los casos, dominando uno de ellos. Son el de la capacidad creadora de la araña, al tejer su tela; el de la agresividad; y el de la propia tela, como red espiral dotada de un centro. La araña en su tela es un símbolo del centro del mundo y en ese sentido es considerada en la India como Maya, la eterna tejedora del velo de las ilusiones; la destructividad del insecto no hace sino ratificar ese simbolismo de lo fenoménico. Por esta causa puede decir Schneider que las arañas, destruyendo y construyendo sin cesar, simbolizan la inversión continua a través de la que se mantiene en equilibrio la vida del cosmos; así, pues, el simbolismo de la araña penetra profundamente en la vida humana para significar aquel «sacrificio continuo», mediante el cual el hombre se transforma sin cesar durante su existencia; e incluso la misma muerte se limita a devanar una vida antigua para hilar otra nueva. Se considera la araña como animal lunar, a causa de que la luna (por su carácter pasivo, de luz reflejada; y por sus fases, afirmativa y negativa, creciente y decreciente) corresponde a la esfera de la manifestación fenoménica (y en lo psíquico a la imaginación). Así, la luna, por el hecho de regir todas las formas (en cuanto apariciones y desapariciones), teje todos los destinos, por lo cual aparece en muchos mitos como una inmensa araña.

Cocodrilo: En el significado de este animal se confunden dos aspectos principales y diferentes, que expresan la interacción de dos impresiones elementales sobre el mismo: por su agresividad y poder destructor, el cocodrilo significó, en el sistema jeroglífico egipcio, furia y maldad; por su pertenencia al reino intermedio de la tierra y el agua, al limo y la vegetación, es emblemático de la fecundidad y la fuerza. Según Mertens Stienon tiene un tercer aspecto, derivado de su conexión con el dragón y la serpiente, por el cual constituye un símbolo de la sabiduría. En Egipto se representaba a los difuntos transformándose en cocodrilos de sabiduría. Esta idea está relacionada con el signo zodiacal de Capricornio. Blavatsky identifica los cocodrilos con los Koumara de la India. Prevalece la noción de su agresividad.

El erudito Cirlot nos ofrece posibles vías de interpretación con respecto a las ensoñaciones con animales que en este caso son las arañas y los cocodrilos. Si por ventura al lector se le ocurre algún otro vaso comunicante, una relación distinta a la planteada por mí (la directa) o algún otro comentario o idea, el post está para polemizar y será muy bienvenido cualquier comentario.

Buena noche!

Anuncios
Sobre algunos animales recurrentes en el material onírico

3 comentarios en “Sobre algunos animales recurrentes en el material onírico

  1. Zen dijo:

    Se muy poco acerca de simbolismo.
    No recuerdo haber soñado nunca con arañas, por el contrario, un par de veces he soñado con cocodrilos, lo curioso es que los he soñado gordos y graciosos.
    Aunque no me atemorizan me han llegado a atacar, siempre los visualizo en el agua, amenazantes pero al mismo tiempo prudentes, a la espera de mi acercamiento o ataque.
    Saludos!

    1. La simbología es un asunto inherente al ser humano. Todos de alguna forma la conocemos; por ejemplo, acabas de hacer una muy buena exégesis de la importancia del cocodrilo en tu material onírico, en la que identificas un carácter, una apariencia y un entorno particulares. Todos esos elementos tienen una importancia de significado, ves?
      Más saludos n__n

Los comentarios están cerrados.