Lagartijas de colores fosforescentes

Rojo León y yo caminábamos sobre tierra muy oscura. A cada tanto nos encontrábamos con montículos de la misma sustancia y en algún momento uno nos interesó. Nos acercamos al montón de tierra y hurgamos en él. La colita de una lagartija asomó rápidamente. Ésta, la primera, fue de un anaranjado encendido, como el de algunas cartulinas de papelería; pero no logramos atraparla.

Seguimos caminando y encontramos otro montículo con otra lagartija: era amarilla fosforescente y yo fui el primero en cogerla. Se estuvo tranquila en mi mano, aunque pronto sentí un escozor entre los dedos. La solté en el instante y ella escapó. En seguida mi acompañante localizó otra y también la levantó. Observaba la cabecita del reptil moviéndose entre los dedos de Rojo León y vi cómo la lagartija abría con lentitud sus pequeñas fauces y sacó su lengua humana. Lamió los dedos de la mano que la aprisionaba y ésta se abrió automáticamente, víctima del mismo escozor que yo sentí.

Ante la lagartija

Anuncios
Lagartijas de colores fosforescentes

2 comentarios en “Lagartijas de colores fosforescentes

  1. Zen dijo:

    Grandioso! Genial! tal vez, esos sean sus verdaderos colores!
    y el escozor es provocado por el contacto con la realidad…
    Besos y Saludos!

Los comentarios están cerrados.